• Carla Novoa

Competitividad en Recesión

Actualizado: may 10

La recesión económica implica un momento determinante en el desarrollo de la organización por la amenaza que representa para los objetivos de venta y por ende para la sostenibilidad del negocio


¿Qué suele suceder con la competitividad cuando se avizora una recesión económica?


Cuando una empresa ve la posibilidad de entrar a una recesión económica ya sea por aspectos políticos, crisis sanitarias o fenómenos ambientales, se cuestionan si deben ajustar la oferta proyectada sobre la posible demanda esperada, ya que se torna lógico que los consumidores disminuirán sus compras, lo que afectará el crecimiento, la inversión y el empleo.


Pero esta lógica convierte a las empresas en organismos temerosos, más preocupados en una rentabilidad insana reduciendo personal, cargando a los colaboradores con más funciones de las que ya tenían, otros bajan la calidad de sus insumos para abaratar costos, se reducen portafolios, se sacrifica la inversión en marketing, se pierde la cercanía al cliente; este miedo quita la intuición y el enfrentamiento al riesgo que caracteriza a los grandes empresarios.

Por lo tanto, es importante desarrollar la capacidad de adaptación: Según lo describe la Biología, es el proceso mediante el cual cambiamos durante nuestra vida según las condiciones que se presenten en el entorno, así logramos sobrevivir y perdurar estos cambios a través del tiempo.


Es esta capacidad de adaptación en tiempos de recesión es la que le permite a las empresas desarrollarse, reflexionar sobre lo fundamental y prospectar diversos escenarios, aprenden a gestionar la incertidumbre, el caos y la ambigüedad, aplicar nuevas maneras de hacer las cosas, nuevos patrones y hábitos.


Estrategias como el Just in time (JIT), la omnicanalidad, la retroalimentación constante del cliente, la evaluación de tendencias, el servicio post venta y la estrecha comunicación entre los gestores y los colaboradores, fortalecen la capacidad de adaptación de las empresas ante la recesión económica.



Es importante que las empresas tengan claro que la economía que saldrá de la crisis no será la misma a la que ingresó por lo tanto se torna imperativo incrementar la competitividad buscando nuevas formas de hacer las cosas, incrementando la adaptabilidad, consolidando la resiliencia y enfrentando el riesgo.


5 pasos para incrementar la competitividad en tiempos de crisis:


  1. Desarrollar planes de contingencia, evaluando de manera detallada todos los posibles riesgos en todas las áreas relevantes del negocio.

  2. Instaurar mecanismos de comunicación estandarizados a los colaboradores, clientes y proveedores a fin de evitar comentarios negativos que impacten en la imagen de la empresa.

  3. Garantizar el buen entorno laboral de los colaboradores dándoles seguridad, flexibilidad y medios para que desarrollen su potencial y creatividad.

  4. Enfocarse en planes de respuesta inmediatos ante cualquier riesgo en la cadena de suministro.

  5. Investigar constantemente lo que ocurre en el mercado, escuchar al cliente y reaccionar de forma inmediata ante lo inesperado.

Finalmente es importante tomar en cuenta que el mercado se reinventa, los consumidores cambian sus hábitos de consumo frente a la crisis y esto puede tomarse como un problema o como una oportunidad, esta en el empresario encontrar que camino seguir y cómo afrontarlo.

::

14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo